Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 1 de febrero de 2016

Como dicen que decía...





...Groucho Marx; estos son mis principios, sino le gustan tengo otros.

Pasen y vean, señores y señoras (Las señoras tapadas), dos mil años de arte, Miguel Ángel, Donatello, El Veronés, Piero de la Francesca, y más, muchos más, tapados y retapados, no sea que se molesten los señores de los petrodólares, que nos vienen a visitar, cargaditos, cargaditos de regalos. Vienen a la vieja Europa, que ha renunciado a sus principios, filosóficos, morales, que han alumbrado el mundo durante los dos últimos milenios, que han hecho de la tierra un lugar un poco menos bárbaro, en pos del vil metal. Sí señor.

Pasen y vean, señores de la horripilante, de la dantesca, República Popular China, con sus sacas llenas de yuanes, fruto del expolio, de la explotación y de la merma de los derechos más básicos, de millones de personas. Vengan a la decadente Europa, inviertan en ella, que nadie les va a poner ningún pero.

Todo está en venta. Edificios, islas, países enteros. Vengan, que los decadentes ya no producen, solo consumen, a crédito. Menudo negocio para ustedes. Venderán su dignidad si hiciera falta, con tal de seguir consumiendo. La mentira perpetua vale cara.

Libertad, igualdad y fraternidad, sólo es un eslogan, una frase hecha, carente de sentido. Sus sistemas son los válidos, tan tendentes a la desigualdad, entre clases, entre géneros, entre generaciones, entre razas. Lo suyo si que es una civilización, y no la occidental.

Una vez más, el bárbaro vence. Pero una vez más, por poco tiempo. El que tarde en valorar lo propio la hipócrita Europa...

No hay comentarios: