Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 6 de febrero de 2016

Verán, todo está mascado...







...así que me pregunto por qué todo este circo. Lo sabe Pablo, lo sabe Pedro, lo sabe Albert, lo sabe Mariano.

A Pablo no le interesaba para nada pillar el gobierno ahora. Sabe perfectamente que el que pille el gobierno ahora va a pillar la parte baja de la, vendida y cacareada, recuperación económica, amén de encontrarse con las exigencias de Bruselas. A Pablo le interesan unas nuevas elecciones. Por eso le planteó lo inaceptable a Pedro. Por eso ofreció a Pedro presidir, de manera títere, un gobierno con mucha presencia ministerial de Podemos, amén de lineas rojas intraspasables para el PSOE, cono el referéndum catalán.

Albert sabía desde el principio que todo estaba mascado. Era el único que no lo escondió. Es el único que ha dicho la verdad, o su verdad, al personal. De ahí su pobre resultado electoral, final, con respecto a las encuestas, que le daban un mejor resultado. Albert ha aprendido mucho en estos meses. Por ejemplo, que no se puede decir al personal, lo que el personal no quiere oír. A Albert no le interesa, para nada, unas nuevas elecciones. Albert, va a intentar por todos los medios, que haya gobierno. Albert tiene "filin" con Pedro. Le interesa entenderse con él. Se entenderá con él. Está hecho.

Mariano puso en práctica desde el principio una vieja táctica: Sentarse y esperar a que los demás actúen, y a que las cosas se arreglen por si solas. Como buen gallego, Mariano sabe que después de llover, siempre escampa. Gallego de lluvia y calma, que diría Miguel Hernández. Lo malo es que esta vez, la cosa no es tan sencilla. Mariano sabe que los demás no le quieren. Rechazó entenderse con Albert, con la esperanza de forzar, quizá, unas nuevas elecciones. Ahora sabe que no va a poder ser. Unas nuevas elecciones serían un suicidio, con los sucesos "nuevos" de Valencia, con toda la prensa de derechas en contra y echándole en cara su indolencia y su inactividad y con Bruselas llamando a su puerta. Además, el monstruo de Frankenstein de Podemos, ha tomado vida propia, y se ha convertido en una amenaza real. El PP se abstendrá, para que Pedro florezca, y Mariano lo sabe.

Pedro ha sido el único que ha sabido manejar el tiempo pos electoral. Salió fastidiadillo de la campaña electoral, pero se ha recuperado. La abulia de Mariano, y el postureo, la chulería y los aires de grandilocuencia de Podemos, unidos a su sentido de la oportunidad, le han recuperado para la causa. Pedro sabe la que se nos viene encima, de ahí que busque el apoyo de Albert, y la abstención de un PP, quizá, sin Mariano al frente.

Todos saben que el gobierno de concentración es la patada a seguir, el punto y seguido, el guión prescrito para los próximos meses, o años. Pero hay que hacerlo de manera creíble. La verdad, no entra en ese guión...












No hay comentarios: