Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 12 de marzo de 2016

El simplismo nos amenaza,...



...amenaza con quedarse a vivir con nosotros, junto con el pensamiento único. Nos creemos una isla, nos creemos los únicos, y nuestros problemas, bueno, a esos los creemos insalvables y únicos, como buenos egocentristas que somos. Pero no somos una isla, ni nuestros problemas son los únicos, ni nuestros problemas son más insalvables que los de los demás.

Nuestra crisis es la crisis de Occidente y de su modelo socioeconómico. La deslocalización económica, la deuda excesiva, la conversión a la pobreza absoluta de los trabajadores, la improductividad, la baja natalidad, el consumismo excesivo, la corrupción, la crisis política, la crisis moral, la duda existencial y la idiotización de la masa, no son problemas puramente españoles, sino de todo Occidente.

Así mismo las respuestas a esos problemas, tampoco son genuinas. Cómo será la cosa de grave, que en los mismísimos Estados Unidos han aparecido, a la derecha y a las izquierda, dos tipos que amenazan muy seriamente el sistema que ahora muere: Berny Sanders y Donald Trump.

El primero es un socialdemócrata a la europea, que aboga por lo público. Un veterano senador que le está poniendo las cosas muy difíciles a la candidata del sistema, Hilary Clinton. El señor Sanders se ha presentado a las primarias sin engañar a nadie y con el mandato de la gante de clase media que no quiere prolitarizarse y empobrecerse. La paradoja es que el votante medio de Sanders es un joven, blanco, con estudios superiores y con empleo precario. ¿Les suena?

Del segundo habría que matizar varias cosas. Por ejemplo; deberíamos echar a un lado sus modos y maneras soeces y su xenofobia, y fijarnos en sus propuestas económicas para una futura presidencia suya. La vuelta al proteccionismo, la reindustrialización de los Estados Unidos y el fin de la globalización económica y de la conversión de la economía estadounidense en una economía meramente financiera y de servicios.

Cómo de fuerte estará pegando la crisis del sistema capitalista occidental en los Estados Unidos de América, para que el personal esté optando por dos tipos que sugieren una vuelta atrás en el modo y manera de conducir a la primera potencia mundial. Por cierto que el señor Trump, por ahora, parece estar venciendo claramente a los candidatos del Partido Republicano pro sistema, Cruz y Rubio.

Sí. Definitivamente algo se tiene que estar haciendo mal para que en la protestante y conservadora nación norteamericana, se estén planteando revisar el sentido de la marcha. Pero no solo en los Estados Unidos, en Gran Bretaña ídem de ídem. A la derecha del Partido Conservador han salido los euro escépticos del UKIP, y a la izquierda, en el seno del Partido Laborista, ha salido un viejo parlamentario socialista, a lo Berny Sanders, Jeremy Corbin, que ha mandado a paseo el nuevo laborismo liberaloide del antiguo Primer Ministro, Tony Blair. En Francia el Frente Nacional aboga por algo similar a lo que Donald Trump sugiere para los Estados Unidos. Y en Holanda. Y en Austria. Y en Finlandia. Y...

No, no estamos solos, ni la crisis la sufrimos solos. Hay más países en el mundo que le empiezan a ver las orejas al lobo...

No hay comentarios: