Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 26 de mayo de 2016

El principal problema que tiene el neoliberalismo...





...es el mensajero. Hace unos días, sin ir más lejos, iba en el coche, llevaba a mi niño al colegio; sin saber cómo, ni por qué, ni por qué no, el dial de la radio se me fue a una emisora de voz estridente, gangosa, frenillosa, exaladora de odio. Mi niño se revolvió inquieto en el asiento de atrás, y me dijo, Papá, tengo miedo. Y al rato; Papá, ¿no seremos nosotros neoliberales como él, verdad? No lo somos, le tranquilicé. No sé lo que somos, pero neoliberales no. Te lo prometo. Y como quien no quiere la cosa cambié la emisora. Y como quien no quiere la cosa, terminé por apagar la radio.

Si, señores. El problema del neoliberalismo, en España, es que quien lo defiende da yuyu, miedo, asusta a los niños recién levantados, que van al colegio cada mañana. Defienden la gestión neoliberal popular en el gobierno de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, y afean la gestión del ayuntamiento, en manos bolivarianas y comunistas. Nos enteramos del despilfarro del gobierno neoliberal popular en el ayuntamiento de Madrid, cuando gobernaban, en una estación de medición meteorológica que costaba setecientos euros, y que ellos adquirieron por cien mil, unos hachas, y sigue la voz estrambótica, gangosa, frenillosa, estúpida, intentando que comulguemos con ruedas de molino, negando lo evidente, insultando, babeando, defecando.

Asustan, dan miedo, y sobre todo producen rabia, y votantes de Podemos, muchos, miles, millones, trillones. Cada día más. Solo porque han oído a una voz estridente, gangosa, chulesca, asquerosa, llamarles fracasados, y llamar a los molinos gigantes, y a los cueros de vino enemigos, intentando, una vez más que un camello pase por el ojo de una aguja, llamando gilipollas en la cara a miles de radioyentes...


No hay comentarios: