Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 11 de mayo de 2016

Total, una mentira más o menos, qué más da...



...mientras, en el resto del planeta pasan cosas: En Francia, por ejemplo. Al Primer Ministro "socialista" de origen español, Manuel Valls, están a punto de darle una patada en salvese la parte y mandarlo a su casa. La razón es que el bueno de don Valles ha decidido acatar las órdenes de los súper súper malos que empobrecen sin parar, y aplicar las medidas que aplicaron aquí, don Zapatero primero, y don Rajoy después sin que, ni el pueblo soberano, ni los sindicatos, ni nadie, si inmutara. Resultado tenemos el país soñado por los hijos de puta de medio mundo, para venir a invertir en él: posibilidad de contratar a un titulado universitario por horas, y posibilidad de que trabaje incluso gratis y sin rechistar.El pparaíso soñado por el hijoputismo mundial para hacer negocios. Que no se preocupen los franceses. En los próximos meses, de no aceptar las condiciones hijoputiles, de precariedad, pobreza y desamparo, se le empezarán a aplicar ciertas medidas, para ayudar a la población a comprender cual debe ser el camino. La prima de riesgo empezara a subir, el estado empezará a quebrar, en fin, una oferta que no será fácil que rechacen. ¿Se acuerdan de Grecia?

Por cierto. Acuerdense del verano que nos dio, informativamente hablando, la crisis griega, el año pasado. Acuerdense de las medidas hijoputistas que impusieron, y siguen imponiendo al gobierno griego. Bien, pues no valieron para nada, todo lo más para mantener al enfermo un tiempecito más con respiración asistida. Lo mejor que le podía haber pasado a Grecia, a largo plazo, era, o el perdón de la deuda, o la salida del euro. Ninguna de las dos cosas ocurrieron. Y no ocurrieron porque el objetivo es, la desaparición física y práctica de los estados, tal y como los conocemos hoy, y se sustitución por un gran ente intercontinental, dirigidos por el hijoputismo mundial, grandes intereses trasnacionales, que dirigirá el tinglado. En España como ya hemos hecho los deberes nosotros solitos, y hemos entregado las llaves de la plaza antes de que nos asedien, no han tocado las narices demasiado. De vez en cuando le dan un caponcete de nada al ministro del ramo para que acelere el asunto. Ya saben que el éxito de la política exterior y económica españolas desde la Segunda Guerra Mundial es estar en misa y repicando, y sentarse y esperar a ver que pasa. En eso, don Rajoy, un maestro...

No hay comentarios: